COVID-19.2 RD 463/2020

Fecha de publicación: 3/15/2020

Gabinet Permar SL els informa que, en compliment de que estableix el RD 463/2020, queden anul·lades totes les consultes presencials a les nostres oficines, fins que finalitzi l’estat d’alarma

Gabinet Permar SL les informa que, en cumplimiento de lo dispuesto en este RD, quedan anuladas todas las consultas presenciales a nuestras oficinas, hasta que finalice el estado de alarma.

Contacte TL: 972275260, correu electrònic: gabinet@permar.cat, Maite Cubiló: maite@permar.cat, Rosa Casadellà: rosa@permar.cat, Cristina Monasterio: cristina@permar.cat, Susanna Vilalta: susanna@permar.cat, Elisabet Gómez: Elisabet@permar.cat, Anna Pascual: anna@permar.cat, Tino Pérez: tino@permar.cat

 

Resumen de los aspectos más relevantes del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por Covidien-19, y que pueden tener efectos sobre la relación laboral.

 

Se declara el estado de alarma, en todo el territorio español, desde hoy 03/15/2020 y hasta el próximo 03/29/2020, ambos inclusive debido a la situación de emergencia de salud pública ocasionada por Covidien-19 a pandemia internacional y para la protección de personas, bienes y lugares.

 

En relación a los efectos que puede tener sobre las empresas, destacamos:

 

  • Las autoridades podrán practicar las comprobaciones en las personas, bienes, vehículos, locales, impedir que se lleven a cabo los servicios y actividades suspendidas en este Real Decreto.

 

Las personas únicamente podrán circular por las vías de uso público para:

 

  1. Adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad.
  2. Asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios.
  3. Desplazamiento al puesto de trabajo para efectuar su prestación laboral, profesional o empresarial.
  4. Retorno al lugar de residencia habitual.
  5. Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.
  6. Desplazamiento a entidades financieras y de seguros.
  7. Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.
  8. Cualquier otra actividad de naturaleza análoga que deberá hacerse individualmente, a menos que se acompañe a personas con discapacidad o por otra causa justificada.

 

Efectos sobre empresas y relación laboral:

 

  • Se suspende la apertura al público de los locales y establecimientos minoristas, a excepción de los establecimientos comerciales minoristas de alimentación, bebidas, productos y bienes de primera necesidad, establecimientos farmacéuticos, médicos, ópticas y productos ortopédicos, productos higiénicos, peluquerías, prensa y papelería, combustible para la automoción, estancos, equipos tecnológicos y de telecomunicaciones, alimentos para animales de compañía, comercio por internet, telefónico o correspondencia, tintorerías y lavanderías.

 

  • La permanencia en los establecimientos comerciales será la estrictamente necesaria, quedando suspendido el consumo de productos en los propios establecimientos. Se evitarán aglomeraciones y se controlará que consumidores y empleados mantengan la distancia de seguridad de al menos un metro para evitar posibles contagios.
  • Se suspenden las actividades de hostelería y restauración, pudiendo prestarse exclusivamente servicios de entrega a domicilio.

 

  • Existe la posibilidad legal de que se pueda intervenir y ocupar transitoriamente industrias, fábricas, talleres, explotaciones o locales de cualquier naturaleza, incluidos los centros, servicios y establecimientos sanitarios de titularidad privada, así como aquellos que desarrollen su actividad en el sector farmacéutico .

 

  • Los servicios de transporte público de viajeros por carretera, ferroviarios, aéreo y marítimo que no están sometidos a contrato público o obligaciones de servicio público (OSP), reducirán la oferta total de operaciones en, al menos, un 50%.

 

El incumplimiento o la resistencia a las órdenes de las autoridades competentes en el estado de alarma será sancionado de acuerdo con las leyes, en los términos que establece el artículo 10 de la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio.

 

 

Conclusiones, en relación a toda la legislación aparecida en los últimos días:

 

Seamos responsables. Entendemos que en esta situación tiene que pasar por delante de todo para detener la pandemia. Por tanto, no realizamos acciones precipitadas, no difundamos informaciones innecesariamente, no nos ponemos en riesgo ni ponemos en riesgo a las personas trabajadoras, clientes, proveedores, etc ... Actuamos pensando todas las opciones.

 

Teniendo en cuenta la premisa anterior, deben saber que:

 

  • Las personas trabajadoras confinadas por prescripción médica y / o infectadas por el coronavirus, deben tener la baja de enfermedad común, que los entregará a su médico de cabecera, y que se gestiona a nivel económico como si fuera un accidente de trabajo. No es necesario tener el parte de baja de manera inmediata.

 

  • Empresas y autónomos pueden solicitar el aplazamiento en el pago de varios impuestos (consultarnos).

 

  • Las empresas comprendidas en la lista de establecimientos obligados al cierre, deben ponerse en contacto con nosotros para estudiar su caso particular y llevar a cabo las actuaciones necesarias; bares, restaurantes, comercios ...

 

  • Las empresas no incluidas en la lista de establecimientos obligados al cierre, pueden realizar su actividad con la máxima normalidad de que sean capaces, quedando prohibida la atención al público. Los trabajadores tienen la obligación de cumplir con sus obligaciones laborales.

 

  • Las empresas que deciden unilateralmente el cierre, asumen las consecuencias.

 

  • No se ha establecido ninguna ayuda para las personas que tienen que quedarse en casa para cuidar de los hijos que no pueden ir a la escuela.

 

  • Para paliar los efectos de esta crisis, aconsejamos medidas de flexibilidad interna, es decir, la negociación y el pacto empresa-trabajadores, que debe realizarse dentro de los parámetros legales. Si esto no es posible, podemos plantear otras opciones legales, como un ERTE (Expediente de Regulación de Empleo Temporal), ya sea por fuerza mayor, por causas económicas, organizativas, etc.

 

  • La empresa debe garantizar la seguridad de las personas trabajadoras, tomando las medidas que sean oportunas; si se necesitan mascarillas, prever la separación de un metro entre personas, etc.

 

  • En caso de que se tengan que aplicar medidas organizativas de prevención de contagio, las empresas deben tener en cuenta la prevención del estigma y garantizar la confidencialidad.

 

 

ENLACES DE INTERÉS

 

Recomanacions per a empreses i persones treballadores sobre actuacions vinculades a les situacions que es puguin produir per l’efecte del coronavirus SARS-CoV-2.

 

Real Decreto-ley 6/2020, de 10 de marzo, por el que se adoptan determinadas medidas urgentes en el ámbito económico y para la protección de la salud pública.

 

Real Decreto-ley 7/2020, de 12 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes para responder al impacto económico del COVID-19.

Volver al listado

Este sitio web utiliza  cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios según sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí.