LA EMPRESA NO PUEDE VIGILAR LOS CORREOS DE LOS TRABAJADORES

Fecha de publicación: 06/09/2017

La Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado una empresa que espió los mensajes privados de la cuenta profesional de correo electrónico de un empleado de una empresa en Rumania.

Los argumentos son:

  • Que las autoridades rumanas no han alcanzado un justo equilibrio entre los intereses en juego y no han protegido correctamente el derecho del demandante al respeto de su vida privada y su correspondencia, según se establece en el artículo 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos.
  • Que el demandante no había sido advertido de la posibilidad de que sus correos fueran vigilados, ni de la naturaleza y el alcance de esa vigilancia.
  • Que las medidas de vigilancia eran excesivamente intrusivas para la privacidad y se accedió al correo sin conocimiento del demandante.

La sentencia añade que un jefe puede revisar los correos profesionales de los trabajadores o despedirlos por usarlos fines personales, siempre que la vigilancia vaya acompañada de garantías adecuadas y suficientes contra los abusos.

Por lo tanto, antes de iniciarse la vigilancia, se ha de advertirse al trabajador de que se realizará.

Sentencia en francés - Sentencia en inglés

 

Volver al listado

Este sitio web utiliza  cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios según sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí.