LEY 26/2015 – PROTECCIÓN A LA INFANCIA I A LA ADOLESCENCIA

Fecha de publicación: 07/01/2016

Desde la entrada en vigor de esta Ley, es requisito para el acceso y ejercicio a las profesiones, oficios y actividades que impliquen contacto habitual con menores, el no haber sido condenado por sentencia firme por algún delito contra la libertad e indemnidad sexual, que incluye la agresión y el abuso sexual, acoso sexual, exhibicionismo y provocación sexual, prostitución y explotación sexual y corrupción de menores, así como por trata de seres humanos. A tal efecto, quien pretenda el acceso a estos profesiones, oficios o actividades deberá acreditar esta circunstancia mediante la aportación de una certificación negativa del Registro Central de delincuentes sexuales.

Entendemos que dentro de estas profesiones hay de las maestras, monitores, delegados de equipos, dentistas, personal de tiendas de ropa para menores, peluqueros / as, médicos, enfermeros / as, socorris-tas, personal de piscinas, pabellones y pistas depor-tivas, personal de locales de ocio infantil, etc.

Como el Registro Central de Delincuentes sexuales no es operativo, es necesario que la empresa tenga a su disposición una certificación de penaltis, que emite el Registro de Antecedentes Penales. Si es su deseo, podemos encargarnos del trámite.

 

Acceso al BOE 

Nota: La información anterior es sólo orientativa, y da un conocimiento superficial de la norma que cuenta. Su aplicación requiere el estudio personalizado por parte de Gabinet Permar SL.

Volver al listado

Este sitio web utiliza  cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios según sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí.