¿MIEDO A UNA INSPECCIÓN DE HACIENDA?

Fecha de publicación: 20/05/2016

Hoy hablamos de las inspecciones de hacienda. Otro día lo haremos de las de trabajo, a pesar de que en muchas cosas tienen semejanzas.

Ambas sirven para garantizar el cumplimiento de las normas en materia fiscal, las primeras, y en materia laboral, las segundas. Por lo tanto, aquella empresa que cumpla con requisitos legales, no debe tener miedo ni de las unas, ni de las otras.


Hoy nos centramos en las inspecciones de hacienda, que como las de trabajo, son habituales, y actualmente están muy centradas en perseguir la economía sumergida que aumenta cada día.

Habitualmente la empresa recibe una comunicación de hacienda, notificando la inspección que se inicia, con todos los datos que necesitamos. Se nos pide la aportación de determinada documentación, y el plazo para presentarla. También es posible que nos encontramos los inspectores a pie de puerta para comenzarla "in situ". Si se da este caso, que es poco habitual, suelen llevar una orden de registro y venir acompañados de los mozos de escuadra. En este caso, se les debe dejar acceder a todas las dependencias y archivos, tanto físicos como informáticos, de la empresa.

Una inspección de hacienda puede ser limitada, para verificación de determinados datos, o ilimitada, en que nos pueden requerir toda la información de los años revisables, que son los 5 anteriores a la fecha de la inspección.

Hacienda tiene alarmas?
Hacienda tiene determinados mecanismos automáticos que avisan de posibles infracciones, por ejemplo:

  • Si presentamos declaraciones con más gastos que ingresos durante mucho tiempo.
  • Si no presentamos declaraciones de las que tenemos la obligación dada de alta.
  • Si solicitamos devolución del IRPF o IVA.
  • Si hay desajustes entre los modelos que se presentan trimestralmente y sus resúmenes anuales, o cualquier otro desajuste matemático.
  • Si el beneficio que presenta la empresa es demasiado bajo de acuerdo con sus estándares.
  • Si pedimos subvenciones.
  • Si pedimos el NIF intracomunitario.
  • Si las cantidades declaradas de clientes / proveedores en nuestro modelo 347 no coinciden con las que han declarado ellos.

Aparte de estos mecanismos de control automático que generan avisos, hacienda también lleva a cabo inspecciones aleatorias, por denuncias y por campañas que se definen desde sus altos organismos.

Nota: La información anterior és meramente orientativa, y da solo un conocimiento general de la norma que explica. Su aplicación requiere el estudio personalizado por parte de Gabinet Permar SL.

Volver al listado

Este sitio web utiliza  cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios según sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí.